PSICOLOGÍA CUÁNTICA

Janine Rodiles, presenta una serie de psicoterapias, talleres, libros, videos y programas de retiro y sanación. La Psicología Cuántica es una nueva corriente terapéutica que reconoce la existencia de campos cuánticicos, a través de los cuáles la información mental y la historia familiar transgeneracional viaja y se expresa energéticamente en el cuerpo, en las palabras y en los sueños. La sanación viene del reconocimiento de las necesidades intrínsecas de estos campos.

Archivar en la categoría “Dios”

Creación vs. desesperación

“¿Cómo el mal entró y opera en la Creación?”

La Creación de Adám (el alma humana)

Albert Camus dijo que el único problema filosófico real que debíamos resolver era si la vida valía la pena vivirla o no. Si la respuesta es no entones el suicidio debía ser la opción válida.

Muchos se preguntan ¿por qué si Dios cuando creó la Creación dijo que era buena y se complació con ella,  y luego desde el principio de los tiempos el mal se empodera, al grado que hoy en día la destrucción es inmensa?

Iblis o Satán,  se negó a postrarse ante el alma humana (Corán), cuando Dios se lo pidió; discutió (racionalizó) con Dios y dijo: soy superior a él (Adám) porque me creaste de fuego.  Se sabe que Satán era un ángel y cayó debido a su envidia contra Adám.

Envidia, deseo de venganza y compulsión racional son las fuerzas que anidan en la malevolencia.

Al crear al prototipo del alma humana  (Adám), Dios le advierte de no probar el árbol prohibido que tiene el fruto del bien y del mal.  

Satán con el veneno de su lengua los insta a desobedecer a Dios.  

Aquí se comprende que Dios otorgó al alma humana el libre albedrio para obedecer o desobedecer, y al comerlo Dios ofrece a la humanidad (representada por Adám) la posibilidad de la conciencia, desplegada en un campo que requiere intrínsecamente una epísteme dual: vida/muerte; gozo/sufrimiento, bien/mal, inocencia/culpa creación/destrucción.

Campos de concentración

La estructura de la realidad que Dios ofrece a la conciencia despertada, (es decir con la capacidad de reconocerse a sí misma) es el comienzo de la co-creación, en donde la humanidad tiene  el permiso divino de actuar en el campo planetario (y quizá cósmico). 

No obstante, también Satán pide el permiso de participar, justamente para desviar al ser humano del camino del bien. Y Dios le concede este permiso.  El infierno o estado de sufrimiento, es esta separación del alma con Dios, a mayor distancia de Dios (como Fuente Suprema de Existencia) más sufrimiento infernal se experimenta.

Cuando juzgamos la estructura de la realidad (como lo hizo Caín), y discutimos en desacuerdo sobre el orden divino, el mal comienza a incrustarse en nosotros y se puede concretar si nos oponemos a Dios concluyendo que Él y su Creación son imperfectas. Jordan Peterson dice que la malevolencia es ésta: querer destruir el orden divino, por eso la Torre de Babel significaba que el ser humano imponía su propia definición de trascendencia (alcanzar el cielo por sus propios medios) y también dice, Peterson, que es la razón por la cual Nietzche soltó la irreverente frase: “Dios ha muerto”. “Este filosófo recogió un sentir generalizado de que los valores religiosos morían de manera que el ser humano tendría que crear un nuevo marco de referencia para explicar la realidad (la ciencia); al renunciar a Dios y el enfoque creacionista, el ser humano debía construir sus propios valores y mapas para habitar en el mundo; esto es: otra caída más; más infierno”

Tomar  revancha contra Dios y su Orden, es la maldad suprema que desemboca en volvernos dañinos contra otros (plantas, animales, seres humanos). Las enseñanzas biblicas no son historias del pasado sino paradigmas epistemológicos que se repiten y se renuevan en cada generación; en la nuestra la caída está siendo abismal, sin parangón en la historia del alma humana viviendo en el tiempo y en el espacio.

Gollum en El Señor de los Anillos

Por eso Bert Hellinguer el padre de las constelaciones familiares insistía: Reconocer lo que Es.  y ¿qué es?: la Estructura de la Realidad, es Dios mismo manifiesto ofreciendo un campo de acción y conocimiento para el alma.  La conciencia humana puede tomar muchos caminos, como de hecho podemos ver constantemente: el presidente de Brasil quemando la selva amazónica, y por otro lado niños sembrando millones de árboles, incluso ahora (conmovedor) millonarios actuando con amor a la Creación donan dinero para limpiar el océano, ponen clínicas gratuitas, invierten dinero en zonas protegidas; mientras unos bombardean, otros cuidan, la gran mayoría solo discute, racionaliza, pero no hace nada, busca solo sobrevivir.

Algunos judíos explican la construcción del Estado de Israel, justamente como una venganza contra Dios (y su creación) por lo acontecido en los campos de concentración de Auschwitz: “no estuvieron de acuerdo y dijeron somos el pueblo de la tierra prometida y no vamos a esperar más vamos a tomarla”.  Para algunos creyente le discuten a Dios sobre sus promesas, sin importar cuánto el ser humano desobedece, para empezar los 10 mandamientos (no matarás, por ej.), La usura por ejemplo está prohibida, y se ejerce abiertamente en el mundo.

Ejército de Israel ataca a niños

Sin pensar en los judíos podemos mirar cuántas veces uno le discute a Dios la estructura de su realidad, no digamos en el planeta pero en nuestras propias vidas: estamos inconformes con ser hombres mujeres, con los padres que nos dieron, con el país que nos tocó, con el color de piel, o la situación económica; muchos incluso están inconformes con la vida misma, y se oponen a la existencia, es decir, Dios no debió de haber creado a la Creación ni traernos a la existencia- Se oponen al ser mismo.  Cuando la ingratitud infecta a la mente el laberinto es tortuoso.

Lo primero que debemos es poner orden en nuestra mente: primero reconocer a Dios como Creador y a nosotros como criaturas (es una jerarquía, una Ley) si puedes reconocer esta estructura de la Realidad, lo siguiente es que no puedes pensar que Dios va a hacer lo que tú quieras (por muy avanzados que sean tus conceptos), la tiranía de la mente es llevar a un lugar de Verdad Absoluta tus propias ideas y cosmovisiones.

El tercer principio es que confíes en que así como es tu realidad, tienes la capacidad de hacerle frente y ser victorioso, si te esfuerzas y te comprometes con los principios revelados del Bien (están por todos lados en todas las Tradiciones Sagradas, elige el que mejor te parezca).

Como cuarto principio tienes que incluir en esta Estructura de la Realidad divina, el Más Allá, sino te estás perdiendo en ilusiones fenomenológicas y juicios reduccionistas a lo material; recuerda mientras el cuerpo muere el alma continua su viaje, y es posible que muchas víctimas actuales que están dejando este plano existencial por millones, están siendo iluminadas y llevadas de forma vertiginosa en reinos superiores.

Quinto; no puedes hacerte cargo de todo, otra vez tomas el lugar de Dios, si crees que puedes comprender todo y que puedes solucionarlo, te pierdes en discursos y laberintos racionales.  Actúa ahora en la medida de tu capacidad, conviértete en lo que quisieras que el mundo se vuelva: justicia, perdón, reconciliación, amor, cuidado, etc..  Un error es deprimirse y caer en la desesperanza, mira a las personas que están actuando, y aprende de ellas.

Bert Hellinguer dijo que cuando el mal se expande, no es momento de actuar en lo grande sino en lo pequeño: desarrolla círculos pequeños de crecimiento y amor, apoya a las organizaciones altruistas, haz caridad constante, apoya a alguien.

Todos podemos regresar al estado de bienestar y bondad que se llama Paraíso. Esta implica un esfuerzo para erradicar de ti misma tus pensamientos, acciones o palabras malévolas y de ahí regresar a la conciencia no dualista. 

Quienes se niegan a esto, son los que han sido desviados, y tendrán que responder a sus acciones.

SALUD MENTAL Y LA AFIRMACIÓN DELA UNICIDAD DE LA EXISTENCIA

Por Janine Rodiles

La verdad triunfa por sí misma,

la mentira necesita siempre complicidad.

Epicteto de Frigia (55-135) Filósofo grecolatino.

Carl Gustav Jung (1875-1961) el psiquiatra y científico suizo, dijo que la historia real  del Universo es la gradual develación de Dios en él, lo que significa que la Realidad es la manifestación y despliegue dentro del espacio y el tiempo de este principio absoluto.[1]  El filósofo y místico Ibn Al Arabi, pilar del Islam escribió el Tratado de la Unidad, en donde afirma:

¡Gloria a Dios, ante cuya Unidad no hay nada anterior, si no es Él, que es el Primero! ¡Gloria a Dios, después de cuya Singularidad no hay un después, si no es Él, que es el Siguiente! Con relación a Él no hay antes, ni después; ni alto ni bajo; ni cerca, ni lejos, ni cómo, ni qué, ni donde, ni estado, ni sucesión de instantes, ni tiempo, ni espacio, ni ser. Él es tal como es. Él es el Único sin necesidad de la Unidad. Él es lo singular sin necesidad de la Singularidad.”[2] Leer más…

Psicopatología sistémica

Por Janine Rodiles

Es conmovedor atestiguar el creciente número de personas cuyas vidas está en el borde. Sí, les duele respirar y todos sus asuntos miran al abismo. Básicamente no pueden funcionar aunque lo intentan. Padecen ideas suicidas, disociativas y muchas veces se infligen dolor físico voluntario que puede llegar a la automutilación.  Con episodios de bipolaridad (pasan de la depresión a la manía) su sufrimiento parece no tener fin. Prácticamente todas las áreas de funcionalidad están alteradas: la cognitiva, la afectiva, la relacional y la de control de impulsos. Lo llaman border line.

The Placenta Rainbow

The Placent Rainbow

Muchos psiquiatras simplemente los medican mientras en privado dicen que el trastorno limítrofe de personalidad es incurable.

Leer más…

De la codependencia judeo-cristiana al nihilismo narcicista

Lo que se nombra como codependencia, a veces son formas obstinadas de expiación que se han transmitido generación tras generación en cierto sistemas familiares, cuyo pasado emocional está plagado de culpas, apego al sufrimiento y al mal transmitido valor de purgar “los pecados del otro”.
Una persona decide apoyar casi incondicionalmente a otro, a pesar de que ese otro no corresponde a los sentimientos de la persona e incluso los traiciona o la maltrata.  Aquí debemos preguntarnos a quién representa ese otro ¿el padre, hermanos, tíos, o incluso amores de los padres que fueron excluidos?.¿a quién estoy reparando el daño (hecho por mis ancestros)? ¿hasta cuándo siento que he pagado?

 

amor-pareja-2

Alex Grey

Los seres humanos se mantienen en relaciones tóxicas porque esa relación les permite reproducir algo del pasado no resuelto en sus clanes, con la apuesta de cambiar la dinámica que fracturó la corriente amorosa esperada. Es bueno preguntarse ¿a quién estoy incluyendo? ¿para qué  necesito dar o pagar? ¿a quién estoy liberando?
Los vínculos presentes son referentes de las potencialidades pasadas que no fueron consumadas con justicia.
Los procesos emocionales son lentos, porque para el alma esa expiación es importante, particularmente si los mandatos familiares se constelan en los dogmas judio-cristianos de la expiación. Muchas de las conductas y los patrones psicólogicos de las generaciones anteriores a los 70´s obedecían casi ciegamente a estos “valores” de codependencia.  Por un lado, al asumir que el matrimonio (y en consecuencia) las relaciones son “hasta que la muerte nos separe” y por otro lado, que “debemos cargar nuestra cruz”, lo que significa que tenemos que reparar las faltas de otros.

Leer más…

Estambul, la joya transcontinental

La gloria del Islam se vive en Estambul. La sinfónica llamada a la oración, resuena cinco veces al día, colmando los palacios celestiales de creyentes que acuden a postrarse ante el Señor de todos los Mundos, la Unica Fuente de la Existencia, Al-Láh.

AYASOFIA 2

El interior de la Mezquita de Santa Madre o Hagia Sophia

Por segunda ocasión visité esta majestuosa ciudad trasscontinental, que se extiende como un puente entre Europa y Asia, siendo la ciudad más poblada de Europa, y una de las más prosperas en el mundo. Ha sido sede de tres imperios: el  Romano, cuando Constatino lo declaró su sede,  el Imperio Bizantino y el Imperio Otomano (Musulmán).

ESTAMBUL 021 Leer más…

Creyentes. Por Janine Rodiles

Quien domina la vida y la muerte.  Está libre de todo temor. A tal punto que ya no es capaz de experimentar el miedo. Dicho Zen

NIÑOS BUDISMO

Muchas veces nos ocurre que cuando confesamos nuestra vida devocional se nos mira de reojo.  Y se nos relega.  Nuestros viejos amigos nos ven como si algo extraño nos hubiera ocurrido.  Y lo peor, como si fuéramos seres humanos incompletos, débiles.

Para la visión competitiva del homo sapiens occidental y la escala Darwiniana de la sobrevivencia del más fuerte, estamos acabados. Se piensa que cuando la vida propia se orienta a la esencia espiritual se convierte en algo aburrido y fanáticamente moralista. Muchas personas afirman que si eres un creyente es porque te has vuelto estúpido y has renunciado a la posibilidad de pensar y descubrir por ti mismo la “verdad”.  Es porque te ha ido muy mal en la vida y ya no puedes con tus fracasos, tuviste una decepción amorosa de la que nunca te repusiste y entonces te refugias en la religión.  Por mucho tiempo las mujeres que decidían enclaustrarse eran vistas como solteronas derrotadas.

Muchos intelectuales están convencidos que creer en Dios es símbolo de flaqueza. Desconocen que la vida espiritual es un grado elevadísimo de verdadero conocimiento.

monos Darwin         Las religiones desplegadas fina y delicadamente en libros de revelación y soportadas por linajes de hombres de sabiduría que han realizado la Verdad Suprema, son las universidades más exclusivas y selectivas de hombres y mujeres que han demostrado cierta calificación para contemplar la Luz Trascendental y que están dispuestos a vivir desnudos.  Que están dispuestos a bajarse de los árboles y cruzar el desierto para caminar erguidos.

Leer más…

Navegador de artículos